Rodrigo Ruiz Sanchez

Es mi abuelo, a pesar de su avanzada edad, sigue tan vivaz como un joven. En su época no tubo la oportunidad pero es un maestro de vocación, no solo porque le encantan los niños, sino porque en cualquier momento le abre la puerta de su casa a cualquier persona. Los niños y jóvenes todavía lo buscan para encontrar los datos de los acontecimientos históricos del lugar. Es un esquipulteco de corazón y un guatemalteco que no habla mal de este país. Siempre está de buen humor y cree en las generaciones venideras.



Nació en Esquipulas, Chiquimula. se casó con Mirtala del Carmen Pinto Aguilar. Tiene dos hijos, Roderico y Jaime y seis nietas y 10 bisnietos. Vive actualmente en Esquipulas frente a la casa que lo vio nacer. Aprendió el oficio de herrero ( de caballos). Es historiador oral, tiene una extensa colección de monedas del mundo.

Fue alcalde del pueblo en dos ocasiones, juez de Paz. más tarde trabajo en el extinto INAFOR ( instituto forestal), en ese tiempo se dedico a reforestar todas las montañas y aldeas se Esquipulas. Donó parte se sus terrenos para la construcción de carretera que actualmente usan miles de peregrinos para llegar al convento de Belen en el cerro Morola ( atractivo turístico en la actualidad), Conserva en su casa un árbol de Esquinsuchil de una especie muy rara y casi extinta que solo nace en el oriente del país y de donde provienen el nombre de Esquipulas.