Luis Armando Jocol Sarat

Luis Armando Jocol, es originario de Quetzaltenango,  cursó  sus estudios de primaria y secundaria en la Ciudad Quetzaltenango, posteriormente se trasladó con su familia al municipio de la Esperanza Quetzaltenango donde cursó diversificado en el Colegio Isaac Newton logrando graduarse como Perito en Dibujo de Construcción y Bachiller Industrial.

Desde el diversificado le llamo mucho la atención las ciencias puras como Matemáticas, Física, Biología y Química, siendo esta última el amor de sus amores, encontró en Química todo un misterio donde la curiosidad se encendía a medida que profundizaba en los conceptos de esta maravillosa ciencia.

Con mucha paciencia y disciplina aceptó el reto para las Olimpíadas Nacional de Ciencias. Recuerda perfectamente cuando aceptó el reto en mayo del año 2000 en la cual se quiso demostrar que podía alcanzar sus sueños y todo lo que se propusiera.

En el año 2000 logró ganar la Olimpíada Nacional de Ciencias en el área de Química.  Gracias a esto ganó  una beca completa de la Fundación Juan Bautista Gutiérrez que le permitió estudiar en una de las universidades más reconocidas en Guatemala la Universidad del Valle de Guatemala UVG.

Ganar la Olimpíada y obtener la beca de la Fundación Juan Bautista Gutiérrez representó  para su vida un giro completo ya que cambio completamente la forma de ver las cosas, sembró en su persona una nueva visión de vida. El tener la oportunidad de estudiar en una excelente universidad y graduarse de Ingeniero Químico le abrió las puertas a prestigiosas empresas en Guatemala,  le ayudó a impulsar a su familia a seguir adelante, sus hermanas siguieron estudiando y actualmente han logrado sobresalir académicamente.  Actualmente colabora  con una prestigiosa universidad brindando talleres de emprendimiento dando la oportunidad de poder aportar parte de la riqueza obtenida en la experiencia laborar y empresarial.

Gracias a esto ha llegado a lugares donde nunca imaginó estar, Indonesia, China que por su mística, cultura y filosofía le permiten abrir el pensamiento más allá que de la forma tradicionalista Occidental.