Iran Cruz

Una persona con una historia de superación extraordinaria, digna de imitar.



Iran Cruz viene de una familia de escasos recursos. Su padre: agricultor; su madre: ama de casa. Ambos personas sencillas, humildes y llenas de valores, los cuales le inculcaron durante toda su vida.

Creció en una aldea llamada Santo Domingo los Ocotes que pertenece al departamento de El Progreso. Su entorno se caracterizaba por tener personas con poca visión y que carecían de sueños y metas en sus vidas.

La primaría la estudió en la escuela de su pueblo, pero a los doce años se mudó a la ciudad a vivir con su hermana, para continuar sus estudios en un instituto público en la zona 1 (Instituto Experimental PEMEM II).

Posteriormente, buscando mejores oportunidades académicas, llegó a consolidar uno de los logros más importantes en su vida, obtener una beca en el Colegio Americano de Guatemala, uno de los colegios más prestigiosos de nuestro país, para estudiar el Bachillerato.

Al iniciar el proceso de selección, se dio cuenta que sería difícil porque competiría con muchos jóvenes talentosos de Guatemala, y sabía que el cupo de las becas era limitado. En efecto, el proceso no fue fácil, pero sabía que tenía la capacidad de obtener esa beca, así que más allá de ver obstáculos, vio oportunidades y dio lo mejor de sí. Pasó varios filtros (exámenes escritos, entrevistas) y finalmente le seleccionaron para formar parte del grupo de becados del Colegio.

Posteriormente busco medios para llevar a cabo su educación superior, por lo que se esforzó para lograr pertenecer al programa de becas “Impulso al Talento Académico” (ITA) de la Universidad Francisco Marroquín; gracias a esa oportunidad pudo ingresar a una de las mejores escuelas de Administración de Empresas en Guatemala. Además, el hecho de pertenecer a esa casa de estudios le abrió muchas puertas académicas, profesionales y laborales.

Cuando las personas tienen clara su visión y definen sus metas, llevan el control de su vida y saben que cualquier decisión que tomen será enfocada o direccionada hacia el alcance de sus sueños e Iran Cruz es una de esas personas. A lo largo del tiempo ha podido definir sus metas y ha visto cómo muchas de ellas ya fueron cumplidas, sintiendo una profunda satisfacción cuando al verlas realizadas.

Buscando cruzar fronteras en su formación académica, logró estudiar una maestría fuera de Guatemala. Cuando empezaba a evaluar las alternativas de sus opciones para estudiar, su limitación más grande era que no contaba con los fondos suficientes para financiar sus estudios, sin embargo esto impidió que dejará de soñar con alcanzar esa meta, así que empezó a buscar opciones para poder cumplir su objetivo.

Con ayuda de Guatefuturo, que para él representó la puerta para cumplir un sueño,  le brindó el apoyo económico para realizar su maestría en una escuela fuera del país.

En el 2011 se graduó de la maestría en Administración de Empresas de INCAE Business School, catalogada como una de las mejores escuelas de negocios de Latinoamérica. En este lugar desarrolló herramientas y habilidades gerenciales, que formaron en él un líder para poder influir en sus grupos de trabajo, comunidad, país y familia.

Al volver obtuvo buenas oportunidades de trabajo, y actualmente trabaja en una entidad donde puede desarrollar la formación de culturas de liderazgo y emprendimiento en centros educativos, cambiando paradigmas tradicionales de educación y ayudarlos a preparar niños y jóvenes en las habilidades que el siglo XXI requiere.

  • Beca Colegio Americano de Guatemala donde se graduó de Bachiller;
  • Beca Impulso al Talento Académico (ITA), de la Universidad Francisco Marroquín de Guatemala, donde se graduó con honores CUM LAUDE como Licenciado en Administración de Empresas
  • Beca INCAE Business School, en la cual se graduó en su Maestría como Administrador de Empresas
  • Actualmente trabaja en una entidad donde él puede desarrollar la formación de culturas de liderazgo