Helen Mack

En 1993, Helen Mack creó la Fundación Myrna Mack, en memoria de su hermana asesinada. Desde el principio, el trabajo institucional estuvo orientado a estudiar el caso Myrna Mack, con el fin de determinar cuáles eran los mecanismos que obstruían el avance del proceso judicial. Fue así como surgió la necesidad de expandir el estudio al funcionamiento del Ejército y los aparatos de seguridad e inteligencia, adicionalmente a las investigaciones que ya se realizaban en el ámbito concreto de la administración de justicia. De esa manera, la Fundación Myrna Mack se convirtió en una institución dedicada a luchar contra la impunidad en Guatemala; a promover la transformación de los aparatos de seguridad e inteligencia, la consolidación democrática y el proceso de pacificación. Desde su creación a la fecha, Helen Mack funge como Presidenta de la Junta Directiva de la Fundación Myrna Mack.