Alva Benilda Batres Espinoza

Líder innata, que gracias a sus esfuerzos por empoderar a miles de mujeres indígenas, es considerada una “guerrera”, y un modelo a seguir para las personas que buscan mejores oportunidades.



Alva Benilda Batres Espinoza, nació en Santa María Ixhuatán Santa Rosa, el 28 de mayo de 1971; es una mujer de origen Xinca.  Estudió apoyada por sus maestros de la escuela, quienes, notando su talento,  gestionaron una bolsa de estudio para que pudiera culminar sus estudios. Desde pequeña participó activamente en su comunidad como maestra de pastorela y catequesis.

Mediante muchos esfuerzos, se graduó como Maestra de Educación Primaria Urbana en el Instituto Normal Centro América INCA (1989), y posteriormente se especializó como maestra de Ciencias Ambientales. Al culminar,  estudió Licenciatura de Ciencias Jurídicas y Sociales, y más adelante Administración Pública, en la Universidad Mariano Gálvez.

Desde entonces, se ha especializado en diferentes ramas del periodismo, derechos humanos, medio ambiente, cambio climático y derecho de pueblos indígenas.  Por otro lado, a partir de 1996 se ha esforzado por impulsar el arte y la cultura en la juventud. Es fundadora de la primera banda de música integrada solo por mujeres en el Colegio Cristo Rey de Puerto Barrios, y fundó el primer conjunto marimbístico del Colegio Justo Rufino Barrios en Puerto Barrios, Izabal, además de gestionar la creación de la escuela municipal de música en la misma localidad.

Sin embargo, uno de sus proyectos más destacados se lleva a cabo desde 2002, fecha en la que inició a promover la participación de mujeres indígenas en el Sistema de Consejos de Desarrollo Urbano y Rural, por medio de talleres formativos.

Posteriormente, y debido a su capacidad de liderazgo, fungió como alcaldesa comunitaria de su barrio durante tres periodos consecutivos; como coordinadora de COCODES con presencia en el Consejo Municipal de Desarrollo; y sobre todo como representante de las organizaciones de mujeres frente al Consejo Municipal de Desarrollo,  Consejo Regional de Desarrollo y Consejo Nacional de Desarrollo, contando con voz y voto; buscando impulsar políticas públicas y normativos de inversión pública a favor de las mujeres indígenas.   Esto la llevó a iniciar las Comisiones Municipales de la Mujer, las que más adelante se convertirían en Direcciones Municipales de la Mujer.

Con el fin de empoderar a las mujeres guatemaltecas, ha recorrido todo el departamento de Izabal llevando procesos de formación a mujeres en áreas rurales; a la fecha, más de mil quinientas mujeres lograron graduarse de este programa de capacitación.

Además, es la fundadora de la  Escuela de Alfabetización en Puerto Barrios, actualmente Centro de Formación Integral San Martín de Porres, proyecto que funciona con ayuda de voluntarios y que se creó debido a la necesidad y la demanda de educación de adultos que no tuvieron la oportunidad de estudiar en su niñez; el cual hoy en día cuenta con niveles básico y diversificado; y cuenta con el aval de distintas organización encargadas de regular la educación por madurez.

Este centro de formación, se basa en una metodología de educación popular que integra las demandas del currículum nacional base, con la enseñanza de oficios,  impulsando el eje económico productivo con énfasis en el reciclaje y la seguridad alimentaria y nutricional.

Para Alva, la motivación que la impulsa a continuar esforzándose en estos proyectos es su deseo de servir a su comunidad.  Todos  asiste a la escuela de alfabetización, donde aparte de dirigir, también imparte clases con esmero y dedicación.   Durante años se ha entregado a empoderar a las mujeres rurales, indígenas y violentadas, para quienes busca más y mejores oportunidades diariamente.

Lamentablemente, ha debido enfrentar varios obstáculos en su camino:  hace 5 años perdió a su hermana menor en un accidente de tránsito, y actualmente es la encargada de sus dos sobrinos, quienes sobrevivieron.

Por ello, Alva considera que vive para las mujeres de su comunidad, sus “patojos” de la escuela de alfabetización, y sus sobrinos; quienes la motivan a seguir tocando puertas que le permitan obtener los recursos para que el proyecto educativo siga creciendo, ya que actualmente no cuentan con ayuda de ningún tipo de institución pública o privada.

1.  Mil quinientas mujeres graduadas de su programa de capacitación enfocado en mujeres miembros de COCODES

2. Creación de las Comisiones Municipales de la Mujer en los 5 municipios de Izabal.

3. Creación del Reglamento de Organizaciones de Mujeres en el municipio de Puerto Barrios.

4. Ganadora del Galardón Isidoro Zarco otorgado por la Cámara Guatemalteca de Periodismo 2014.

5. Ganadora de la Medalla Mujer de las Américas otorgado por la Oficina Nacional de la Mujer en 2014.

6. Representante de Organizaciones de mujeres en en los 5 niveles del Sistema de Consejos de Desarrollo.

7. Representante de Organizaciones de Mujeres por tercer período consecutivo en el Consejo Departamental de Desarrollo de Izabal.

8. Periodista Destacada del Año Galardón Mynor Alegría otorgado por la Asociación de Periodistas de Izabal.

9. Impulsora de la Federación Nacional de Periodistas departamentales y de la propuesta de Programa de Protección a periodistas guatemaltecos

10. Fundadora del proyecto Educativo Escuela de Alfabetización de Puerto Barrios