Pablo Alvarado

Joven chef quetzalteco, que por medio de su entrega al arte culinario, ha logrado constituir una de las empresas más sólidas de Quetzaltenango: el Restaurante Tertulianos.



Hace diez años Pablo Alvarado estaba a pocos pasos de convertirse en un abogado exitoso.  Pero, inesperadamente, decidió dejar todo lo demás de lado para dedicarse a su verdadera vocación: la cocina.

Mientras crecía, Pablo se caracterizó por pasar mucho tiempo en la cocina familiar, aprendiendo y descubriendo formas de combinar sabores.  Su parte favorita claro, era servir sus platillos para compartir con su familia.

Es por esto que, mucho tiempo después, decide crear un nuevo concepto gastronómico que no siguiera las líneas de sabor y servicio de otras empresas, sino que se convirtiera en un lugar ideal para que las familias pudieran compartir alrededor de la mesa.

Considera que la mesa es un punto de encuentro y, basándose en esa idea, buscó dar los primeros pasos para hacer realidad su sueño.

Empezó pensando en platillos y sabores que coincidieran con el espíritu que intentaba reflejar.  Encontró que el fondue, tradicción de la cocina suiza, llenaba todo lo que él buscaba: representaba a personas compartiendo alrededor de un platillo exquisito.   Parecía esa ser la opción más evidente para convertirla en la especialidad de su restautrante.

Posteriormente se dedicó a crear nuevos sabores, inventar nuevas técnicas y mejorar e innovar  sus recetas existentes.  Tras varios años, traslada su restaurante, que en ese momento contaba con espacio para 30 comensales y un menú clásico, a Villa Lesbia Casa Museo, en donde constituye  una de las empresas más sólidas en Quetzaltenango.

Tertualianos, por medio de su equipo de colaboradores entregados al servicio, se ha convertido en el restaurante que él soñó.  Actualmente cuenta con capacidad para 145 comensales, y servicio de banquetes para 500 personas en salones especiales.

En este, los visitantes se deleitan con una variedad de platillos  inspirados en los valores familiares y en la pasión de este chef quetzalteco por la cocina.

  • Fundador y Chef de Restaurante Tertulianos en Quetzaltenango.
  • Su restaurante es uno de los más prestigiosos y reconocidos restaurantes de Quetzaltenango.
  • Tertulianos, fue reconocido como el Restaurante del año, en la ceremonia del Tenedor de Oro 2015.