Giancarlo Solombrino

Persona creativa, emprendedora, que no se rinde, con visiones para el futuro de los guatemaltecos y los productos nacionales



Desde pequeño se interesó en la industria alimenticia, sin embargo, terminó estudiando cuna carrera que no era su pasión, Distribución Industrial, por lo que decidió regresar a Guatemala y seguir su sueño.

Se inscribió a la escuela culinaria IFES. Mientras sacaba su título de cocina internacional empezó a laborar en una de las maquilas más grandes de Guatemala, y es cuando todo cambió.

Después de varios años se volvió cliente de la maquila donde trabajaba, poniendo su primer empresa de textiles, T-shirts publicitarias para exportación. Logró colocar una maquila muy pequeña en zona 5, con lo que pudo ayudar a un grupo de personas que habían sido afectadas por las pandillas, donde se hacían sudaderos con un detalle de tela típica y bolsas ecológicas.

Después nació una empresa de medios de publicidad, motos, camiones, estaciones de carga, tanto en Guatemala como en El Salvador.  Mientras la empresa ya se mantenía, decidió empezar a ver otras opciones, por lo que creó algunos otros proyectos que fracasaron: una pizzería en zona 4, importación de mariscos, y una revista deportiva.

Posteriormente se vio obligado a hacer un cambio en su estilo de vida, lo cual lo llevó a averiguar nuevas opciones para hábitos alimenticios y se encontró con la Moringa; sobre la cual investigó y se asesoró para realizar una infusión funcional.  Al compartirlo en sus redes sociales, las personas mostraron mucho interés, por lo que ese mismo día realizó un logo y utilizando sus máquinas de publicidad imprimió una bolsa y la llenó con su infusión de té funcional TEATOX; con lo que dio inició dos semanas después a la empresa AYAM.

Ahora AYAM es una familia de alimentos la cual ha tenido  gran éxito no solo en Guatemala, sino también en El Salvador, Nicaragua, México y República Dominicana. AYAM cuenta con 5 infusiones  siendo un 80% de sus mezclas productos nacionales.

Entre los productos que se distribuyen se encuentra la línea de “Cuatro Superalimentos”, que es son semillas ancestrales mayas en un shot para usar en ensaladas, licuados, sopas, etc., con altos beneficios en sus propiedades; también mantequilla de maní con chía y linaza, además de los tés. En desarrollo existen más de 6 proyectos en espera de sus licencias listos para poder comercializar.

Desde el 2016 la pequeña empresa ha sido visitada varias veces por empresas multinacionales para ver opciones de compra de marca o comprar parte de ella; sin embargo la empresa se sostiene independiente.

El nombre AYAM se utiliza como “YO SOY” (pronunciación inglesa de esta expresión); la cual también es la palabra MAYA al revés. El propósito de AYAM es poder exportar todos los productos para llegar al consumidor internacional.  AYAM será lanzada con su nueva imagen en unas semana junto con el lanzamiento de su nuevo punto de venta que es Walmart.

Giancarlo, también se dedica al arte, actualmente es artista escultor de resina y materiales de descarte eso lo ayuda a enfocarse en sus empresas y todos los días llegar con nuevas ideas.

  • Creador de  la marca AYAM
  • Creación de distintas empresas
  • Crear trabajo en la Limonada con dos maquilas
  • Fundar la primera fábrica de bolsas ecológicas