Mirna Ortiz

Joven disciplinada; ejemplo de esfuerzo, dedicación y superación de obstáculos.



Mirna Ortiz, quien mide 1.58 metros y pesa 93 libras, nació el 20 de febrero de 1987 en la Ciudad de Guatemala.

Desde niña mostró amor al deporte. Le gustaba correr, el fútbol, el baloncesto y la natación, entre otros.

Ortiz se inició en la marcha a la edad de 13 años y por diferentes circunstancias se vio obligada a retirarse. En 2011, sin embargo, decidió volver a calzarse los tenis de la mano del cubano, Rigoberto Medina, entrenador de la selección de marcha, quien ya la había visto cuando competía de niña y la fue a buscar para que volviera. Según confiesa Ortiz, de pequeña seguía con ilusión la trayectoria de la también marchista Teresita Collado.

Ortiz no sabía que el destino le tenía preparada una sorpresa: ocho años después de decir adiós al deporte, en 2011,  retomó los entrenamientos y en su primer gran reto, los Juegos Panamericanos de Guadalajara, México, se colgó la medalla de plata.

Desde entonces ha cosechado múltiples victorias, convirtiéndose en una promesa de la marcha en Guatemala.

  • Medalla de plata en los Juegos Panamericanos de Guadalajara 2011
  • Tercer lugar de la Copa Panamericana de marcha del 2015.
  • Subcampeona de la Copa Lugano en Suiza en 2013.
  • Subcampeona del GranPrix Río Mayor en Portugal 2013.
  • Competidora en los Juegos Olímpicos de Londres del 2012.