Guillermo Pivaral Morjan

Persona emprendedora que de una tradición familiar generó su propio negocio para poder pagar su carrera de Administración de Empresas, vendía jaleas entre sus amigos y vecinos. Luego fue tecnificando y automatizando hasta poder exportar las Jaleas Valle de Panchoy, convirtió su negocio y lo ha hecho crecer internacionalmente.



Guillermo de niño, en la década de los 80, su madre lo obligaba junto a sus cuatro hermanas a mover una olla con el cocimiento de las frutas que en seguida se convertirían en ricas jaleas. El pedido de su madre era que todos tenían que trabajar y mover la fruta durante quince minutos cada uno, pero Guillermo era el único que hacia caso a las órdenes. A sus cuatro hermanas no les gustaba y renegaban. Cada una le pagaba a Guillermo un quetzal por mover la fruta durante sus quince minutos.

Guillermo siguió con la elaboración de jaleas artesanales para sufragar sus gastos personales y así poder financiar su carrera de Administración de Empresas. Las vendía entre sus vecinos y amigos mas cercanos. Poco a poco fue tecnificando y automatizando la elaboración de las Jaleas Valle de Panchoy.

* lo que empezó como un negocio de independencia económica lo convirtió en una exitosa exportadora.

* convirtió el negocio de venta de jaleas entre amigos y vecinos en el ingreso para pagar su carrera de Administración.