Diego Alejandro Quan Reyes

Innovador y determinado, ha enfocado sus esfuerzos en la creación de tecnología que pueda favorecer las condiciones ambientales y sociales de las familias rurales en Guatemala.



El uso de la leña como fuente de energía es uno de los más utilizados en las áreas rurales del país y también resulta uno de los más dañinos para la salud.  Esta inquietud, fue lo que motivó a Diego Alejandro Quan Reyes, para comenzar a trabajar en el proyecto de construir una estufa eficiente, mientras estudiaba Ingeniería en Sistemas Energéticos, en el Instituto de Recursos Energéticos de la Universidad Galileo, carrera en la que obtuvo conocimientos sobre sistemas energéticos, renovables y no renovables.

Diego consideraba, que ya que estamos en un momento de la humanidad en que el reto tecnológico y cultural más grande es cambiar nuestra cultura de consumo, deseaba realizar un aporte en pro de la conservación de la energía; considerando que actualmente, la matriz energética del mundo se basa en combustibles fósiles que, si bien, permiten el desarrollo tecnológico, están causando estragos en el medio ambiente.

Diego notó que la dinámica de una familia rural gira en torno a la cocina, siendo un elemento muy fuerte culturalmente, que tiene potencial para hacer cambios y mejorar. Por ello, se dio a la tarea de crear una estufa que utilice fuego limpio; utilizando como medio el único gas que es absolutamente limpio al momento de quemarse: el hidrógeno.

Las dimensiones de la estufa creada por Diego son de 120 cm x 40 cm x 40 cm.  Se compone de una celda electrolizadora (donde ocurre la reacción de la electrólisis y el gas generado de una mezcla de hidrógeno y oxígeno), un reservorio (tanque de acero inoxidable herméticamente sellado con una capacidad de tres galones de agua mezclada con NaOH), un burbujador (una de sus funciones es limpiar el gas de posible electrolitos arrastrados), un arresta-llamas, un quemador y una estructura metálica (donde se coloca todo el sistema).

Después de haber realizado su diseño de estufa eficiente, Diego participó en el certamen Greenovatorsy y ganó $10 mil dólares americanos, con lo que fabricó tres prototipos y los colocó en la comunidad 31 de mayo de Ixcán.  Estos, son muy funcionales, dos están interconectados a una microrred alimentada con una microcentral hidroeléctrica, y uno aislado con páneles solares y baterías.

Para este emprendedor en tecnología social, su objetivo a corto plazo es seguir estudiando y aplicar a una beca para estudiar ingeniería mecánica, de preferencia en el Massachusetts Institute Of Technology; ya que considera necesita fortalecer sus conocimientos técnicos, lo cual le daría muchas herramientas para mejorar el proyecto y que se logre fabricar de manera industrial.

  • Creador de una estufa eficiente que sustituye a la leña
  • Ganador a nivel latinoamericano de premio BID en innovación ambiental
  •  Cofundador de organización ambiental
  • Ganador de medalla presidencial Cum Laude