Magda Angelica

Llena de energía y mística, es una cantautora que retrata toda la espiritualidad detrás de los sonidos guatemaltecos.



Magda Angélica es una destacada cantautora guatemalteca.

Creció con dos mujeres Kaqchikeles. Ellas plantaron huellas muy profundas  en Magda,  al cargarla en su espalda, enseñarle su idioma y educarla para ver la vida desde otra perspectiva.

Estas enseñanzas quedaron presentes desde su infancia y han sido un motor de búsquedaespiritual; espiritualismo que se plasma en la música que hace. Para ella, su música  es su energía vital, su principal fuente de libertad y expresión.

En el 2002, tuvo la oportunidad de viajar a México. Fue con la idea de abrirse campo en la música y recibir clases de canto; sin embargo, el destino la llevó a conocer a danzantes rituales y personas inmersas en el mundo de la filosofía Mexica y Náhuatl.  Este encuentro le dio la oportunidad de profundizar en las ideas instaladas en ella por parte de las mujeres que la criaron.

En México, le regalaron un nuevo nombre Ilhuikatzin, que significa Venerable Cielo; esto la motivó a buscar ser una persona más auténtica. Al regresar a Guatemala, con apoyo de personas que respaldan sus creencias, Magda, continuó buscando medios para forjar su camino.

Sobre la base de la espiritualidad, se empezó a sustentar su trabajo como cantautora, bajo el deseo de crear “música puente”, como le gusta llamarla: música que permita generar caminos para el encuentro de personas con distintas formas de vivir y ver el mundo.

Inicialmente, produjo música pop, pero esto no llenaba sus expectativas artísticas, por lo que se decidió a experimentar, logrando encontrar fusiones sonoras entre elementos de los instrumentos tradicionales mesoamericanos con sonidos contemporáneos; y en sus letras, dar cuenta de las mezclas culturales que nos han forjado como guatemaltecos.

En 1996 grabó su primera producción discográfica: “Jardín Interior”. En este disco, inició su trabajo como compositora, colaborando con distintos músicos guatemaltecos destacados de ese momento.  Por ese material recibió el premio “Arco Iris Maya” como Artista Revelación y el premio “Tzig”, bajo esta misma categoría; ambos premios otorgados por la Cámara Guatematleca de Locutores Profesionales.

En el 2001, llevó a cabo la grabación de su segunda producción discográfica: “Ángeles de Barro”, la cual contiene temas fusión de rock acústico, con énfasis en  la importancia del contenido de las letras. Por este disco, recibió el premio “Botón de Oro”, otorgado por la radio TGW.  Ese mismo año, la autora fue invitada a componer el tema que representó a Guatemala en la celebración del Voluntariado de Naciones Unidas en Suiza.

En el 2002, se trasladó a México, donde participó como invitada en conciertos con  el cantautor Fratta y en octubre 2004, en el lanzamiento del disco “Brujas” de  Mujeres en Fuga.

En el 2005, presentó una nueva producción discográfica: “Tejedora de Sueños”.  Esta propuesta musical, marcó un giro en el estilo de la artista, combinando  sonidos electrónicos con instrumentos prehispánicos mesoamericanos, y una nueva temática en la que se abordan temas relacionados con la magia y espiritualidad Maya y Mexica, habiendo recibido muy buena opinión de parte de la

crítica especializada y los medios de comunicación en México y Guatemala.

En el 2007, la autora presentó su más reciente producción discográfica: “Ilhuikatzin”, “Venerable Cielo”, siguiendo con la línea de Etno-fusión.

En el 2008 y 2009 fueron publicadas las canciones “Latido  de Montaña” y “Danza de la Luna” del disco “Ilnuikatzin” en el compilado del catálogo An’R que realiza la organización AMMA en Australia. En ambas ocasiones, este fue el único proyecto latinoamericano elegido para participar.

En el 2009, la música de esta producción formó parte de la banda sonora del documental mexicano “Figuras en la Niebla”, y de un documental estadounidense que retrataba las culturas de Mesoamérica.

En el 2014, Magda fue invitada a participar en el proyecto australiano “The Global Change Music Project”, una iniciativa para la protección del medio ambiente, donde se fusionó música de 163 compositores del mundo.

En noviembre de 2015, Magda Angélica obtuvo importantes reconocimientos en la cuarta edición del Festival de la Canción Punta del Este, Uruguay y el Festival Internacional de la Canción de Asunción, Paraguay, con la canción “Abuela Sangre”, composición propia que aborda la búsqueda de la mujer ancestral que vive dentro, la que ha dejado huellas profundas en la tierra, que defiende la vida y que renace en cada nuevo ciclo. Obtuvo premio a mejor video en ambos festivales y premio y premio a mejor canción en Paraguay.

Actualmente, la compositora se encuentra en producción de su sexto disco, donde busca fusionar elementos provenientes de varias partes del mundo y también de géneros musicales diversos. Esta búsqueda se plasma en su más reciente sencillo, titulado “Libélula” grabado en colaboración con Rebeca Lane y la canción que está por lanzar, titulada “Mi raíz”, producida por Francisco Páez.

  • Creadora de un nuevo genero de música guatemalteca
  • Cantautora con 3 álbumes en el mercado
  • Ganadora de Festivales Internacionales en composición e interpretación
  • Su música es representativa de la cultura guatemalteca y tema de películas, documentales, campañas en pro del ambiente y la diversidad cultural alrededor del mundo
  • Licenciada en Comunicación, Maestría en Cultura y Doctorado en Historia e Interculturalidad a través del Arte
  • Autora de artículos sobre interculturalidad para publicaciones científicas internacionales