José Carlos Chiquín

Docente, químico y compositor guatemalteco, el interés por aprender es una constante en la vida de José Carlos Chiquín, quien guiado por su padre, a los 3 años, ya podía leer, escribir y resolver operaciones sencillas de matemática; a los 5, ingresó en primer grado, a los 11 estaba en básicos y de 15 recibió el título de bachiller.



Docente, químico y compositor guatemalteco, el interés por aprender es una constante en la vida de José Carlos Chiquín, quien guiado por su padre, a los 3 años, ya podía leer, escribir y resolver operaciones sencillas de matemática; a los 5, ingresó en primer grado, a los 11 estaba en básicos y de 15 recibió el título de bachiller.

Descubrió su pasión a los 18, cuando se inició como docente, lo que continúa realizando hoy en día en la Universidad del Valle, donde imparte clases de química.

 

Su apetito de conocimiento le ha llevado a descifrar el egipcio antiguo, estudiar arqueología, tocar marimba y hablar q’eqchi´.

 

Para describir a José como químico, hay que remontarse a su niñez, cuando prefería jugar con una caja de inventos, que salir al recreo con sus amigos, y como profesor siempre está en la búsqueda constante para transmitir sus conocimientos.

 

Su afecto por la marimba lo adquirió mientras acompañaba a sus padres a un concierto en Quetzaltenango. Recuerda que un señor se sentó a su lado y le comentó que cada pieza tiene una historia, y esta observación, asegura, lo marcó de por vida, ya que después grabó un disco con 52 composiciones propias.

Define la diversidad de aptitudes como una paz interna, la cual no le permite llegar a niveles de presión extremos

Su apetito de conocimiento le ha llevado a descifrar el egipcio antiguo, estudiar arqueología, tocar marimba y hablar q’eqchi´.

Grabo un disco de marimba con  52 composiciones propias.