Fredy Maldonado Cordero

Músico, poeta, escritor y periodista destacado, reconocido por su amplia trayectoria.



Es originario de la ciudad de Cobán, Alta Verapaz.  Nació del 14 de Noviembre de 1952.

Durante su niñez, fue una persona de evidente timidez, introversión y muy respetuoso de la rígida disciplina que en esa época era común en el seno de las familias guatemaltecas, lo cual lo llevó a buscar la manera de ocupar provechosamente el tiempo que no podía utilizar en actividades propias de su edad.

Fue así como desde muy pequeño se dedicó a actividades como lectura, investigación y realización de pequeños experimentos que encontraba en enciclopedias y libros afines.  En ocasiones, se acercaba al trabajo de su padre de quien aprendió a planificar todo aquello que debería ser parte de cualquier proyecto, en el que muchas veces le ayudaba a trasladar mecanográficamente como una forma de poner en práctica lo que se le pretendía enseñar.

Aunque la mayor parte de su niñez fue demasiado controlada, ello tampoco implicó el hecho de no haber tenido la oportunidad de integrarse a pequeños juegos de otros niños que le rodeaban.

Llegado el tiempo de la juventud, se empezó a manifestar en él la inclinación al arte, habiendo sido la primera de ellas, la pintura, la cual empezó a practicar de manera autodidacta, pues en ese tiempo no existía en el lugar de su origen, ninguna opción académica para el aprendizaje de esta rama artística.  Al haber puesto empeño personal y gran entusiasmo, llegó a tener un aceptable dominio en lo referente a la pintura al óleo, de lo cual, en su residencia actualmente se puede observar parte de ese trabajo pictórico realizado durante su juventud.

Siempre en la plenitud de su adolescencia, surgió de él la habilidad musical, la que inició aprendiendo a interpretar la guitarra, cuando se encontraba en los años de preparatoria en el nivel básico de sus estudios, conjuntamente con dos de sus compañeros lograron conformar un trío musical.  Terminada la etapa estudiantil, conformaron un Grupo Juvenil Electrónico, llamado “Water’s Life”, en el que Edmundo y Willy ya solo estuvieron cinco meses por la necesidad de continuar sus estudios en la capital  lo que dio lugar a integrar a otros amigos Jaime Luna, Alex González, Nery Macz, Byron Chocooj, Amilcar Arreaga y Berner Najarro con quienes llevaron el grupo a ser uno de los mejores de la región. Fue aquí en  donde Fredy logró alcanzar uno de sus más antiguos sueños, aprender a tocar el teclado, instrumento que asumió al haberse retirado, siempre por aspectos de estudios, Berner Najarro, quien lo ocupaba desde los inicios de la agrupación musical.

Este grupo existió a lo largo de ocho años, integrado por la mayoría de los que lo iniciaron y que se vieron obligados a continuar sus estudios regulares.  Sin embargo, la experiencia la sirvió a Fredy para aprender a interpretar varios instrumentos: guitarra, piano,  batería acústica y bajo electrónico, además de desarrollarse en la vocalización, lo que le permitió posteriormente integrarse a otros grupos que fueron surgiendo paulatinamente, como: Grupo tropical “Tierra Negra”, Grupo Juvenil “Super Estro” y finalmente, en el año 1994 el grupo “Corporación ‘94”.  Esta etapa vivida fue una vasta experiencia para que Fredy superara sus limitaciones personales mencionadas al inicio (la timidez, la introversión e inseguridad en sí mismo) para dar paso al desarrollo pleno de muchas de las cualidades que le fuesen donadas por la vida.

Ya a edad un poco más avanzada, dio paso al surgimiento pleno de su habilidad literaria, la cual inició desarrollando labor periodística en diversos medios de comunicación en los que su calidad le valió ocupar puestos importantes dentro de los mismos, además del reconocimiento de la sociedad a la que pertenece, puesto que la temática que manejaba y aún maneja, es propiamente la de tipo humanista.

En agosto de 1986, decidió participar en un certamen literario a nivel centroamericano, en el que obtuvo el Primer Lugar con su trabajo escrito en Prosa, “El Sueño de un Afortunado”, galardón que le motivó y le impulsó a continuar desarrollando la producción literaria en los años subsiguientes que le valieron muchos más galardones a nivel local, nacional e internacional en el ámbito centroamericano, suficiente motivo para pensar en la edición de un primer libro conteniendo toda su literatura, lo cual fue apoyado por el  Gobierno Municipal presidido por el Industrial Gustavo Adolfo Leal Klug, en el año 1999, quien costeó el valor total de la Primera Edición de mil volúmenes de su obra totalmente escrita en Prosa, “Rostros del Destino”, habiendo, un año después, editado un poemario titulado “Dulce Manantial”.

Desde entonces, Fredy se ha dedicado a la formación y desarrollo de las nuevas generaciones, aportando sus conocimientos académicos y su experiencia.

Hoy Fredy Maldonado Cordero, es una persona muy apreciada y reconocida en su sociedad y su obra ha obtenido gran aceptación, especialmente en los círculos educativos.  Su pluma es constantemente requerida para efectos de notas editoriales de radionoticiarios del medio, es constantemente invitado a disertar sobre temática diversa en centros de estudios de nivel medio y agrupaciones juveniles, siendo su incansable intención de participación, el mejor motivo que lo hace integrarse a entidades de servicio social y cultural en los que su aporte ha sido de gran importancia, especialmente por el amor que profesa a su tierra.

  • 50 años de trayectoria musical.
  • 10 galardones en Juegos Florales literarios
  • 32 años de trayectoria como comunicador social.
  • Ganador de certamen centroamericano 1986
  • Dos libros publicados